Patinete Eléctrico para niño Lil’e – Infantil


¿Tu hijo tiene menos de 4 años, pero le gustaría aprender a conducir un patinete eléctrico? ¡Tenemos la solución! El patinete eléctrico Lil’e ha sido diseñado para que los más pequeños empiecen a familiarizarse con esta clase de vehículos. ¡Conócelo! Conducir un patinete eléctrico es la oportunidad perfecta para disfrutar de la libertad, del aire golpeando tu rostro, pero ¿te has preguntado qué siente un niño al conducir este vehículo? Si bien para ti, este tipo de equipos es la solución ideal para trasladarte por las ciudades, cuando lo pones en manos de un niño significa tener un vehículo con el que poder cumplir todos sus sueños y aventuras.

Regálale la posibilidad de ser el dueño de un equipo resistente con el patinete eléctrico Lil’e, el modelo ideal para complementar su proceso de aprendizaje, pues le permitirá coordinar mejor sus movimientos y equilibrio. Con este patinete eléctrico, los más pequeños de la casa disfrutarán de muchas horas de entretenimiento, con seguridad, estabilidad y la comodidad de poder conducir un vehículo eléctrico. Si esto te parece poco, una de las ventajas de este medio de transporte es que puede ser usado por niños desde los 3 años de edad. Tal como lo lees, desde muy pequeño podrá empezar a conducir este vehículo y a familiarizarse con él.

Ya hemos mencionado las ventajas del equipo, ahora es el momento de hablar de sus características técnicas. Empecemos por su botón de encendido, localizado muy cerca del manillar, al lado derecho para ser más precisos. Si bien es de acceso rápido, cuenta con tecnología de arranque suave más desaceleración lenta, lo que reduce al máximo cualquier riesgo de arranque o frenado brusco.

No podemos dejar de lado la autonomía de la batería, 40 minutos de uso continuado a 3 kilómetros por hora, la velocidad justa para que tu hijo vaya aprendiendo a usar un patinete. Aprovecha esta oportunidad y compra el patinete eléctrico Lil’e, les darás a tus hijos la posibilidad de divertirse de un modo muy seguro.

Deja un comentario