Modelos y tipos de patinetes

Los patinetes son unos vehículos que consisten en una plataforma alargada sobre dos ruedas en línea y una barra de dirección.

Encontramos los modelos tradicionales, los que impulsamos con un pie, y también los eléctricos.

Estos últimos están en pleno auge, a punto tal que se han convertido en el vehículo personal de cientos de miles de personas.

En consecuencia, son varios los tipos de patinetes que encontramos en el mercado.

Diferentes tipos y modelos de patinetes:

–      Patinetes tradicionales

Se basan en los primeros patinetes que se elaboraban de manera artesanal en madera con ruedas de goma, y su impulsión se da por uno de los pies del propio usuario.

–       Patinetes plegables

Se realizaron patinetes con materiales más resistentes, como el aluminio, y se cambiaron las antiguas ruedas de goma por material sintético. Además, se empezaron a construir patinetes plegables para que no ocuparan tanto espacio y se pudieran llevar en el transporte público.

–       Patinetes deportivos

Se emplean para hacer acrobacias y son más conocidos como freestyle (patinete de estilo libre, en inglés). Son más ligeros que los convencionales y con mejores diseños.

–       Patinetes eléctricos

Han sido elaborados para el uso como medio de transporte urbano. Tienen un diseño deportivo, están equipados con un motor eléctrico, cuentan un cuadro totalmente plegable de acero/aluminio, suspensión delantera/trasera y ruedas pequeñas de diámetro 4”.

–      Patinetes eléctricos todo terreno

Dispone de las mismas características que al anterior aunque con ruedas grandes de diámetro 10” que permiten que se pueda desplazar por cualquier tipo de superfície para emplearse en excursiones.

–       Patinetes eléctricos infantil 

Están equipados con un motor eléctrico pequeño, generalmente de 120 W, esta potencia reducida es para proteger a los menores. Pueden ser de tres ruedas o de dos, dependiendo del equilibrio del pequeño.

–       Patinete eléctrico Homologado

Cuenta un diseño homologado a las normas de la CEE que les permiten circular al igual que otros vehículos de pequeña cilindrada. Incorporan las luces delanteras y traseras, espejos retrovisores, tacómetro y demás requisitos de la homologación.

patinetse plegables

¿Qué patinetes eléctricos comprar?

Como en cualquier adquisición, lo más importante es saber qué tipo de uso le vamos a dar al patinete en cuestión.

Es decir, si lo vamos a emplear en la ciudad, es más recomendable optar por un patinete plegable y con una velocidad alta, mientras que si lo queremos para circular por el campo, elegiremos uno de los patinetes todo terreno que nos permitan desplazarnos en áreas más complicadas.

También, debemos tener en cuenta las características del patinete como el espacio que ocupa, su velocidad, su equipación, sus ruedas…

En este sentido, hay que conocer algunos términos como el ABEC que es el índice que se aplica en los rodamientos. Cuanto más elevado sea el número de ABEC, mejor velocidad de rotación. Es mejor optar por unos rodamientos de tipo ABEC 5 como mínimo al brindar una mayor comodidad de deslizamiento.

Otro de los factores que debemos analizar es la dureza y el diámetro de las ruedas.

Una rueda 75A es una rueda blanda que ofrece mayor comodidad pero se desgasta más rápidamente, mientras que una 85A será más dura,  tendrá un contacto con el suelo más reactivo y un desgaste más lento.

Por su parte, el diámetro de las ruedas se señala con la talla de las ruedas. Cuanto mayor sea el diámetro de las ruedas, más cómodo será el patinete.

 

En último lugar, debemos revisar las suspensiones ya que son los elementos que logran que el patinete soporte los impactos.

Una suspensión delantera proporciona comodidad de los brazos con el asfalto irregular y las vibraciones en el deck, mientras que en la rueda trasera reduce las vibraciones en las piernas.

Teniendo todos estos aspectos en cuenta vas a poder adquirir el patinete que buscas para tu cotidianidad.

Por la popularidad que están teniendo, es preciso detenerse en las ventajas que ofrecen los vehículos eléctricos.

Ventajas del patinete eléctrico

Entre los múltiples beneficios del patinete eléctrico, encontramos que es un vehículo económico porque no necesita de combustible, ni tampoco es necesario pagar aparcamiento.

En este sentido, todos los que hemos tenido -o tenemos- un coche sabemos muy bien los gastos que esto conlleva.

Con un patinete eléctrico, ya no tendrás que preocuparte por seguros, transporte público ni mucho menos combustible.

Además, si tienes que recorrer grandes distancias hasta el trabajo o la universidad, puedes combinar el metro o tren con el uso del patinete.

En consecuencia, es un vehículo que supone un gran ahorro económico porque la única inversión es su compra.

Por otra parte, el patinete eléctrico es un medio de transporte 100% ecológico. En un momento de preocupación extrema por el medio ambiente, esta característica ha hecho que cada vez más personas tengan uno.

A su vez, si vives en ciudades grandes, de seguro estás cansado del intenso tráfico, de los atascamientos constantes y de las dificultades para aparcar.

Con este vehículo, ya no tendrás estos dolores de cabeza que, en ocasiones, nos estresan y mucho. Y, además, suelen ser los causantes de que lleguemos tarde a nuestras actividades cotidianas.

Por último, el patinete eléctrico es un medio de transporte ideal también para momentos de ocio, para pasear en parques y en calles cercanas a nuestro hogar.

Es que solos, en pareja, con amigos o en familia, no hay dudas de que es un gran vehículo para despejar la cabeza un poco y pasar una bonita tarde al aire libre.

 

Deja un comentario