Mejores Mascarillas para Niños

Las mejores mascarillas para niños son indispensables ante esta pandemia. Y es que los niños requieren protección extra, pues ellos no son dados a respetar las reglas, ni tampoco al uso de este tipo de implementos. Aquí conseguirás información al respecto, que te será muy útil.

Convencer a los chiquillos para que usen las mejores mascarillas para niños es trabajo de adultos. Y ellos requieren del apoyo de quienes diseñan y comercializan el producto, pues las mascarillas para niños no solo deben ser útiles, también deben ser atractivas a los ojos de los niños.

¿Qué es una mascarilla para niños?

Una mascarilla para niños es un implemento de seguridad y protección diseñada específicamente para los chicos. Su función es resguardarlos de ciertos elementos tóxicos que puedan encontrarse en el ambiente y ante los cuáles, ellos no deben estar expuestos sin la adecuada protección.

Hay mascarillas para niños tanto desechables como reutilizables, que se deben tratar con el cuidado adecuado. Aunque, siempre es preferible tener varias, pues por cuestiones de seguridad y limpieza, una mascarilla para niño requiere frecuentes procesos de desinfección.

¿Para qué sirve una mascarilla para niños?

Una mascarilla para niños debe brindarle a los chiquillos protección y seguridad, tanto como a los adultos la tranquilidad y la confianza de que sus niños están protegidos de forma permanente y adecuada, cuando sea indispensable permitirles salir de casa.

Por eso, una mascarilla para niños, ante esta pandemia, es lo primero que debe adquirir un adulto responsable, que tenga a su cargo el cuidado de niños. Y enseñarles a usar las mejores mascarillas para niños implica, brindarles a ellos, la mejor protección, ante la necesidad de salir del hogar.

¿Qué mascarilla para niños comprar?

Comprar la mascarilla para niños adecuada, implica pensar en el gusto del niño, en su adecuada protección y también, es importante recordar que se deben respetar algunas normas muy sencillas al momento de su selección. Siempre orientadas a la mejor protección de los infantes.

Las mejores mascarillas para niños que puedes comprar, son aquellas muy cómodas además de seguras. Con diseño ergonómico y atractivo, de forma que el niño se siente agradado de usarlas. Conviene que sean fáciles de poner y quitar y con filtro intercambiable, si no son desechables.

Consejos para elegir la mejor mascarilla para niños

#1 – La seguridad, ante todo

Al adquirir una mascarilla para niños, lo primero a tomar en cuenta es la seguridad del niño. Por supuesto, estas mascarillas para niños deben cumplir los requisitos de ley y cumplir su función de protección, pero también requieren que no se desplacen o caigan fácilmente del rostro del niño.

#2 – La calidad, una prioridad

Al pensar en comprar una mascarilla para niños, no hay dudas. La calidad indica que siempre se deben adquirir las mejores mascarillas para niños. Ellos lo ameritan. Requieren que los cuiden y que los adultos responsables decidan por ellos. Recuerda: Ellos no saben de calidad, tú sí.

#3 – La comodidad de los niños

Adaptarse a usar una mascarilla para niños no es fácil para los pequeños. Ellos siempre buscan estar cómodos y suelen descuidarse ante la seguridad. Deben sentirse cómodos al usar la mascarilla, para que no se estén tocando la cara o decidan quitarse la mascarilla para niños.

#4 – Recuerda: para los niños todo es un juguete

En el caso de mascarillas para niños, hay que tener en cuenta que cumplan las especificaciones técnicas relativas a las normativas de ley, tales como las normas básicas de seguridad para la elaboración de ropa infantil y el uso de cordones y cuerdas ajustables. No son un juguete.

#5 – Ergonómicas: pensando en los niños

La ergonomía juega un papel importante en el diseño de mascarillas para niños. Especialmente porque estas mascarillas deben garantizar la cobertura de superficie adecuada en la cara del niño. Pero no de cualquier manera, sino de acuerdo a los datos antropométricos indicados.

#6 – Atractivas: esto es importante para los niños

Las mejores mascarillas para niños deben ser acordes a su personalidad infantil. Es decir, deben gustarles para que ellos acepten usarlas más fácilmente. Las que más les atraen suelen ser de colores alegres con dibujos de sus personajes favoritos, como superhéroes, por ejemplo.

#7 – La higiene no se debe olvidar

Aunque existe la posibilidad de conseguir mascarillas para niños de tipo desechables, se debe pensar en mascarillas que no lo sean, pero que sí sean fáciles de higienizar. Son más costosas, pero suelen ser de mejor calidad, especialmente por los materiales usados para fabricarlas.

#8 – Prácticas: Fáciles de poner y quitar

Aunque las mascarillas para niños son relativamente fáciles de usar, tal vez para un niño no lo sean. Para que puedan cumplir su función, deben ser colocadas correctamente. Adultos responsables deben supervisar la colocación de la mascarilla o realizarla ellos directamente.

¿Cómo usar una mascarilla para niños?

Paso 1: Lávate muy bien las manos

Antes de realizar contacto directo con la mascarilla, se deben lavar muy bien las manos. Si es un niño quien se la va a poner directamente, es recomendable supervisar también el proceso de lavado de manos. También se puede usar gel desinfectante si no es posible lavarse las manos.

Paso 2: Retira con cuidado la mascarilla de su empaque protector

Una vez abierto el envase que protege la mascarilla para niños, tómala con mucho cuidado, usando los dedos índice y pulgar y extráela del empaque totalmente. Si no es individual, asegúrate de cerrar adecuadamente el empaque donde quedarán las otras mascarillas para niños.

Paso 3: Ubica la mascarilla sobre la piel desnuda

Identifica la parte superior y frontal de la mascarilla y ubícala en la cara, a la altura de la nariz. Si tiene pinza nasal, es necesario ajustarla a la nariz. Es recomendable ponerla sobre la piel desnuda, es decir, sin la presencia de cabello, ropa o accesorios en contacto con la piel del usuario.

Paso 4: Asegura las bandas elásticas ajustables

Sostén la mascarilla, por la parte externa y sujeta el arnés de cabeza hacia atrás o a ambos lados de las orejas, sin cruzarlos. Ajusta la posición de la mascarilla y también la tensión de las bandas elásticas, hasta sentir que la mascarilla está cómoda, pero firmemente ubicada sobre el rostro.

Paso 5: Verifica que la mascarilla está ubicada adecuadamente

Bajar la parte inferior de la mascarilla a la barbilla. Verifica que la mascarilla para niños cubre la barbilla y, si tiene pinza nasal, pellízcala suavemente, para ajustarla a la nariz. Comprueba que la mascarilla está bien puesta, verificando el sellado y descartando que haya molestias respiratorias.

Paso 6: Comprueba que el niño se sienta cómodo

Una vez ubicada la mascarilla sobre el rostro del niño, cubriendo su nariz y boca con ella, se debe verificar que el niño está cómodo y que no siente que se obstruye su visión, respira con dificultad o que la mascarilla está muy ajustada, entre otras molestias. Realice los ajustes necesarios.

Paso 7: Cuida que el niño no contamine la mascarilla mientras la use

Uno de las recomendaciones más importantes que debes darle al niño, es advertirle que no toque la mascarilla con sus manos, una vez que la tenga puesta. Explícale que es muy fácil de contaminar. Dale ejemplos fáciles sobre cómo puede ocurrir esto. Si no la toca, no la contamina.

Paso 8: Si es necesario tocarla, debe ser con las manos limpias

Una vez ajustada y en uso, no se debe tocar la mascarilla con las manos. Y si es indispensable hacerlo, previamente se deben lavar las manos con agua y jabón o frotárselas con gel desinfectante, en caso de no tener acceso a agua y jabón en ese momento. Adviértelo eso al niño.

Paso 9: Recuerda respetar el tiempo de uso recomendado

Recuerda que no es recomendable excederse en el tiempo de uso de la mascarilla para niños. La mascarilla no se debe llevar puesta por un tiempo superior a 4 horas y menos un niño. No solo por la incomodidad que implica para el niño, sino por factores de higiene y salud.

Paso 10: Al retirarla, evita contaminar la mascarilla

En caso de usar guantes de protección, debes quitártelos para retirar la mascarilla del rostro del niño.  Después, procede a lavarte las manos con agua y jabón o frótalas con un gel desinfectante. Luego retira la mascarilla del rostro del niño, usando las elásticas, sin tocar la parte frontal.

Otros consejos de uso de mascarillas para niños

Cuidando la mascarilla

En el caso de que se vaya a almacenar temporalmente, hay que hacerlo usando el empaque adecuado y evitando el contacto directo con cualquier superficie. Recuérdale al niño que tampoco la debe colocar, sobre su frente o debajo de la barbilla durante y después del uso, así esté en casa.

Vigila el estado de la mascarilla

Recuerda que es un niño quien usa la mascarilla y él tal vez no esté pendiente del estado de la mascarilla. En caso de que ésta se humedezca o se deteriore por el uso, es recomendable sustituirla por otra, así la mascarilla se vea limpia en su exterior.

Realiza el mantenimiento adecuado de la mascarilla

Si no es desechable, cada vez que se ensucie, la mascarilla, se debe lavar. Es recomendable realizar un ciclo completo de lavado: humedecer, enjabonar, enjuagar, usando un detergente común, a una temperatura de lavado de 60 °C. Verificar su secado completo, antes de reusarla.

Desecha la mascarilla correctamente

Si la mascarilla no se puede volver a emplear, es recomendable desecharla, dentro de una bola plástica, en un contenedor para desechos, provisto de una bolsa de plástico. Es recomendable usar doble bolsa, para preservar el contenido de la primera, en caso de desgarro de la bolsa exterior. 

¿Dónde venden las mejores mascarillas para niños?

Las mejores mascarillas para niños se pueden encontrar en establecimientos dedicados específicamente a la comercialización de artículos de seguridad sanitaria, que dotan a clínicas y hospitales. Suelen ser tiendas especializadas en el ramo y garantizan la calidad de las mascarillas.

Es posible adquirir mascarillas para niños, en farmacias y establecimientos que prestan servicios de salud y están debidamente autorizados para realizar este tipo de comercio. A través de internet también se pueden adquirir y en Fundaciones y ONG que apoyan al sistema de salud pública.

Deja un comentario