Guía de mantenimiento de patinetes eléctricos

Los patinetes eléctricos son vehículos muy fiables, de hecho, por su  diseño y tipo de simples y sencillos las probabilidades de que ocurra algún tipo de fallo en el sistema son reducidas, sin embargo, como todos los medios de transporte, requieren de un mantenimiento continuo para aumentar su vida útil.

Mantenimiento de la batería

El elemento al que más atención debemos prestarle para conseguir un excelente funcionamiento es la batería, ya que es el alma del patinete y lo que lo mantiene en marcha constantemente.

En este sentido, es muy importante la gestión el gasto energético ya que puede tener consecuencias negativas para nuestro patinete, por lo que nunca debemos dejar que la batería se descargue del todo. Esta situación, puede provocar que  las baterías pudieran comunicarse, fallo fatal que haría que tuvieran que sustituirse de manera inmediata.

Además, cuando pongamos las baterías a cargar, no las debemos desconectar hasta que estén 100% cargadas. Si no respetamos esta norma, estaremos perdiendo energía en cada recarga y cada vez tendremos menos tiempo  de funcionamiento.

Otra de las normas para desconectar las baterías una vez estén cargadas y se haya encendido la luz led verde, de lo contrario, se podría producir un sobrecalentamiento de la batería, acortando su vida útil. Por otra parte, hay que seguir una serie de reglas durante la conducción para favorecer a un mejor mantenimiento de la batería:

–       Evitar circular a todo gas – Esto provoca que la batería se consuma más rápidamente, sin dar tiempo a que se regeneren, reduciendo la autonomía del vehículo. Incluso, se puede producir  un fallo en la estructura interna de nuestro aparato.

–       Dosificar el gas – Distribuyendo la intensidad, le damos tiempo a la batería para que se regenere.

En caso de que no empleamos el patinete eléctrico, se recomienda cargarlas cada dos meses al menos ya que el problema más habitual en este tipo de vehículos es el fallo en baterías por falta de uso.

También, si sabemos de antemano que el patinete eléctrico va a estar parado varios días, semanas o meses, lo correcto es quitar el fusible de la batería, para que se descarguen más lentamente.

Mantenimiento de la transmisión

Existen dos tipos de transmisión en los patinetes: de cadena o por correa. En ambos casos, se deben mantener tensadas para transmitir el máximo de potencia y que estén en un estado óptimo durante su vida útil. El tensado recomendado es dejar más o menos un centímetro de juego cuando movemos la cadena y/o correa con el dedo, nunca se deberá dejar enteramente tensa debido a que puede romperse.

En el caso de que se trata de transmisión por correa también debemos engrasarla cada cierto tiempo de uso, valorando cada día si es necesario.

Mantenimiento de los frenos

Los frenos son otro elemento indispensable en el mantenimiento de los patinetes, por lo que deben ser comprobados y reajustados. Una de las partes que más desgaste suele tener son las pastillas de freno, que hay que examinarlas y reemplazarlas si se requiere.

Para cambiarlas, debemos destensar el cable por la parte de la maneta de freno dejándolo lo más destensado posible, desenroscar la tapa de las pastillas y sacarla. Una vez fuera, hay que limpiar con aire a presión la pinza para quitar polvo y suciedad. Se trata de un proceso rápido y sencillo que podemos realizar nosotros mismos.

Mantenimiento de las ruedas

Al igual que las ruedas de cualquier otro tipo de vehículo, hay que verificar que cuenten con el aire necesario y que estén en perfectas condiciones.

También, es recomendable tener un par de neumáticos de repuesto. En el caso de que necesitemos sustituirlos, el proceso es muy fácil ya que tan sólo necesitamos sacar la rueda, quitarle el aire y aflorar los tornillos, consiguiendo de esta manera que se separe.

Siguiendo esta guía de mantenimiento, lograremos aumentar la vida útil de nuestro vehículo y evitaremos accidentes innecesarios.

cambiar rueda patinetes electricos

Deja un comentario